La historia continúa

| Djokovic / Nadal / Roland Garros / Tenis |

Por: Juan Diego Llosa

Novak Djokovic y Rafael Nadal se enfrentarán en las semifinales de Roland Garros. Es increíble que después de tantos años, uno de los dos se vuelva a asegurar un cupo en la final de un Grand Slam. Es como si el tiempo no pasara para ellos, jugadores como Medvedev, Zverev o Rublev ya están entrando a la barrera de los 25 años y todavía no han podido imponerse sobre la generación que viene arrasando todo desde el 2004.

Nunca en la historia del tenis profesional se jugó un partido más veces que  Nadal contra Djokovic.  Estos dos genios del deporte se han enfrentado en 57 ocasiones. Rivalidad que supera la cantidad de encuentros de otros clásicos como Federer vs. Djokovic (50 partidos), Federer vs. Nadal (40 partidos), Djokovic vs. Murray (36 partidos), Lendl vs. McEnroe (36 partidos), Edberg vs. Becker (35 partidos) y Lendl vs. Connors (35 partidos).

De estos 57 partidos, el serbio ha logrado quedarse con 29 y el español con 28. Es decir, no solo es una rivalidad repetida sino también muy pareja. Si de algún clásico tenemos información para poder intentar predecir lo que podría pasar, es de este. Por eso la finalidad del artículo es desglosar los enfrentamientos entre Rafa y Nole que empezaron en París 15 años atrás, el mismo lugar en donde jugarán esta semana.

Más de la mitad de los partidos (29) que han jugado Nole y Rafa han sido finales. De esos encuentros definitivos, Djokovic ha logrado quedarse con 16 y Nadal con 13. De esas finales se han jugado 12 en arcilla (superficie de Roland Garros), de las cuales Rafa ha ganado 8 y Nole 4. Puntualmente en Roland Garros, han jugado 8 veces y Djokovic solo logró ganar una vez en el año 2015.

Por último, de los 57 partidos, 16 se han jugado en Grand Slams. Y de esos cruces, el español se ha quedado con el triunfo en 10 ocasiones.

En conclusión, a pesar de que Djokovic se encuentre un partido arriba en el historial y esté mejor ubicado en el ranking ATP, no será el favorito contra Nadal. Las estadísticas de los partidos en arcilla son ampliamente favorables para Rafa y, sobre todo, en Roland Garros, la diferencia es apabullante. El serbio tendrá que sacar su mejor tenis para lograr la hazaña más difícil de la historia del tenis: vencer a Nadal en el Grand Slam parisino.